• 917372000
  • info@idoctor.es

Analítica de ETS

analitica de ETS

Analítica de ETS

Las enfermedades de transmisión sexual o ETS están a la orden del día. Cada vez son más los jóvenes que comienzan de manera más temprana sus relaciones sexuales y debido a su desconocimiento, en algunas ocasiones, pueden contraer cualquier enfermedad, primero por desinformación o desinterés y después por juventud e inexperiencia.
Las relaciones sexuales, son situaciones que mucha gente desea y se toma como algo normal, en su mayoría cuando esas relaciones son con la misma persona en lo que se podría denominar como relación estable o asentada. El problema surge cuando se trata el tema de relaciones esporádicas o ‘de una noche’.

ANALÍTICA DE ETS

En un notable porcentaje de estas ocasiones se suele mantener sexo de forma ebria por parte de alguno de los integrantes de la pareja o por ambos. Tras dichos hechos, si no se está seguro/a de haber hecho un acto correcto, lo indispensable es acudir a un centro para realizarse una analítica de ETS o analíticas que despejen las dudas sobre una posible enfermedad.

 

USO DE PROFILÁCTICOS

En el caso femenino, es un DIU (dispositivo intrauterino), se trata de un dispositivo o pequeña pieza de plástico que cumple la función anticonceptiva. Este se coloca en el útero y evita un posible embarazo. Dicho aparato no permite que el espermatozoide llegue al óvulo y también, más al hilo de lo que estamos hablando, protegen de las infecciones de transmisión sexual. Estos artilugios están a la venta en farmacias y no hace falta la extensión de una receta médica.
Según estudios médicos cualificados, la efectividad de este método oscila entre el 75 y 82 por ciento, elevándose hasta el 99 por ciento si se una de manera correcta.
Por su parte, el profiláctico masculino, conocido también como preservativo es el método al que recurre un alto porcentaje de parejas a la hora de mantener relaciones sexuales con el ánimo de no contraer ninguna ETS y por ende de no crear posibilidades de embarazo. Al igual que el DIU, los preservativos pueden adquirirse en las farmacias sin receta médica.
Este método es efectivo al 99% ya que retiene el semen por completo, aunque existen algunos riesgos, como por ejemplo, la rotura del preservativo debido a la fricción de los genitales o que, debido a la lubricación, el profiláctico se quede dentro del aparato reproductor femenino.
Por todo ello hay que extremar la precaución en casos de alerta y más aún en aquellos en los que no se utilice preservativo o protección en lo que con anterioridad hemos llamado relaciones esporádicas, es decir, aquellas que tenemos ocasionalmente y que suelen venir precedidas de un ambiente festivo o de jolgorio.
Los análisis para prevenir las enfermedades de transmisión sexual son fundamentales ya no por uno/a misma sino porque si no estamos bien informados podemos contagiar a otras personas sin que ellas, ni la persona que padece la enfermedad sean conscientes.

 

ETS MÁS RECURRENTES

  • VIH/SIDA: Si el VIH conduce al sida este puede provocar la muerte. Se manifiesta con síntomas como fiebre, erupciones, sudoración excesiva o visión borrosa. No hay cura pero se puede vivir una vida larga y sana si el VIH es positivo.
  • VPH (Virus del papiloma humano): Esta es la ITS más común y al menos el 50 por ciento de las personas que practican sexo a menudo la tendrán.
  • Hepatitis: Suele haber varios tipos de hepatitis, la más común es la B y por la que más trasplantes de hígado se hacen, ya que puede llegar a causar cáncer en esa zona.
  • Herpes: Suele aparecer con brotes de llagas en los genitales de las personas sexualmente activas. No tiene cura pero hay medicamentos antivirales que acortan y previenen los brotes.
  • Clamidia: Es la causa número uno de infertilidad en los Estados Unidos de América. Esta ETS se trata con antibióticos y suele afectar a la menstruación de las mujeres.
  • Gonorrea: También puede generar infertilidad y se ha descubierto una nueva rama de esta enfermedad que es resistente a los antibióticos utilizados hasta ahora.
  • Sífilis: Es una de las más fáciles de prevenir si se detecta a tiempo. Si no se localiza o no se trata puede afectar al cerebro, llegar a infectar a la sangre y en un último punto la muerte. Se puede tratar con una inyección de penicilina o con dos semanas de antibióticos.
  • Ladillas: Son los denominados piojos genitales. Viven gracias a la sangre humana y se encuentran en el vello púbico. Se puede prevenir y solucionar con champús o soluciones en gel bajo receta.
  • Sarna: Son micro insectos que causan picor y se transmiten al contacto de piel con piel, no hace falta que sea mediante práctica sexual. Cremas y antibióticos son la solución más rápida.
  • Molusco contagioso: Suelen ser los típicos hongos que se suelen contraer al estar en contacto con objetos poco higiénicos o por el contacto sexual en ocasiones. Estos parásitos suelen desaparecer por si mismos al cabo de un año.

 

ETS MENOS FRECUENTES

  • Linfogranuloma venéreo: Este problema suele darse en personas que han practicado sexo anal sin protección alguna. Suele provocar una úlcera indolora o rigidez y dolor de ingle. Se trata con antibióticos durante menos de un mes.
  • EIP (Enfermedad inflamatoria pélvica): Afecta a la mujer en la vagina o cuello uterino mediante bacterias. Incluye dolor y sensibilidad en esas zonas. Este síntoma se da en los primeros días del ciclo menstrual. Se puede tratar con antibióticos aunque en muchas ocasiones requiere hospitalización.
  • Cervicitis mucoporulenta: También afecta a la zona pélvica si se deja sin tratar. Tiende a causar hemorragias en las mujeres tras el sexo y secreción vaginal desproporcionada o molestias durante la práctica sexual. La solución, antibióticos.
  • Vaginosis bacteriana: Se dá cuando hay un número de bacterias malignas en la vagina, lo que provoca infección. Lo síntomas suele ser olor inusual, dolor al orinar o picor. Antibióticos píldoras, cremas o supositorios vaginales, suele ser la solución si se trata a tiempo.
  • Chancroide: Se contagia mediante la práctica sexual y provoca úlceras y llagas dolorosas en los genitales y zonas cercanas a ellos. Antibióticos vuelve a ser la solución.
  • Tricomoniasis: En las mujeres pueden provocar secreción vaginal inusual, inflamación de la vulva y labios. En los hombres dolor al orinar y lesiones en el pene. Se cura y remite con antibióticos.

 

PUEDES DIAGNOSTICAR CON NUESTROS PROFESIONALES

Puedes acudir a tu centro médico más cercano y pedir cita para realizarte una analítica de ETS, hay quienes optan por los seguros médicos, aunque es posible adquirir una prueba con nuestro departamento de analíticas en iDoctor para conseguir tus resultados lo antes posible y haciendo un seguimiento personalizado de tu caso de manera inmediata sin seguros ni esperas. Y pagando sólo lo necesario.
Para ello sólo tienes que buscar en nuestra web de servicios médicos privados la clínica privada de tu localidad donde quieras hacerte esta prueba, ya sea en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, A Coruña o en otra ciudad y reservar cita de manera digital en nuestra página web por menos dinero.

admin

Deja tu mensaje