• 917372000
  • info@idoctor.es

El tratamiento de infiltraciones de PRP, paso a paso

infiltraciones prp - aplicación de factores de crecimiento

El tratamiento de infiltraciones de PRP, paso a paso

El tratamiento basado en infiltraciones de plasma rico en plaquetas, PRP o factores de crecimiento se ha generalizado en el campo de la Medicina Deportiva y la Traumatología. Muchas clínicas privadas ofrecen la aplicación de factores de crecimiento avalados por los buenos resultados que ofrece y las ventajas que aporta. Pero, ¿sabes en qué consiste el tratamiento de infiltraciones de PRP?

Lo cierto es que muchos pacientes que han oído hablar de esta técnica médica nos preguntan en qué consiste exactamente la aplicación de factores de crecimiento. Además les preocupa saber si hay efectos secundarios que deban tener en cuenta y si sus efectos son prolongados en el tiempo. En este post te explicamos cómo se aplica este tratamiento.

Como ya te explicamos en este post sobre el plasma rico en plaquetas y su aplicación en lesiones traumáticas, esta terapia aprovecha las propiedades curativas naturales de la sangre para reparar los tejidos articulares, el cartílago dañado, los tendones, ligamentos, músculos, o el hueso.

El fundamento de aplicación de las infiltraciones de PRP es que en el interior de las plaquetas se encuentran unos factores de crecimiento, que al liberarse activan unos mecanismos de reparación de los tejidos dañados.

Es un tratamiento que reduce el tiempo de curación de las lesiones y prácticamente no causa efectos secundarios. Pero lo mejor de todo es que las infiltraciones de PRP no requieren ingreso hospitalario ni cirugía. Además, el tiempo de recuperación para el paciente se reduce a uno o dos días, dependiendo del tipo de lesión.

En un principio, el tratamiento es sencillo y eficaz, pero para que tengas una visión más completa del mismo, te explicamos paso a paso cómo se desarrolla una terapia de aplicación de factores de crecimiento.

 

Paso 1. Consulta con el traumatólogo especialista

El paciente aquejado de dolores articulares y musculares que pregunta por este tratamiento debe contar con la opinión de un médico especialista. Ya sea un traumatólogo, un médico rehabilitador o un facultativo experto en medicina deportiva son quienes deben indicar el tratamiento, tras un examen médico del paciente. En nuestra plataforma de servicios médicos privados puedes solicitar cita con un traumatólogo privado a buen precio y sin necesidad de seguro médico.

Para ello, en una primera consulta el médico debe evaluar al paciente. Tras trazar un diagnóstico, le aconsejará sobre la conveniencia de utilizar el Plasma Rico en Plaquetas o combinarlo con otros tratamientos, como aplicación de radiofrecuencia, láser, terapias de luces LED o microagujas.

En ese examen médico, el paciente tiene la oportunidad de exponer al facultativo todas tus inquietudes y preguntas sobre la terapia.

El especialista tiene la obligación de responder a todas estas dudas y es conveniente que le indique hasta qué punto va a experimentar una mejoría con el tratamiento, para no generar falsas expectativas sobre sus resultados.

 

Paso 2. Consideraciones previas a la infiltración de PRP

La aplicación de infiltraciones de factores de crecimiento se realiza tras perfilar un diagnóstico y estudiar todas las opciones posibles por parte del traumatólogo.

A pesar de que es una terapia segura, existen situaciones en las que la aplicación de infiltraciones de Plasma Rico en Plaquetas está contraindicada, como los casos de  trombopenia, los tratamientos anticoagulantes, enfermedades de transmisión sanguínea, el cáncer, una infección activa o una situación de embarazo.

Además, el paciente que se somete a la extracción de sangre para este tratamiento debe guardar ayuno durante las cuatro horas anteriores y evitar el tabaco y el alcohol antes del procedimiento, porque pueden disminuir los efectos del plasma.

 

Paso 3. Extracción y preparación del Plasma Rico en Plaquetas

Para realizar la aplicación de factores de crecimiento, lo primero que hay que hacer es preparar el plasma, que se extrae de la sangre del propio paciente.

Como si se tratara de un análisis de sangre, el personal sanitario extrae la sangre del brazo con una jeringuilla y la coloca en un tubo que contiene un anticoagulante para evitar que las plaquetas se activen y formen coágulos.

A continuación se prepara para obtener el Plasma Rico en Plaquetas. Para ello, la sangre se coloca en un centrifugador que separa las plaquetas del resto de componentes.

El plasma que contiene las plaquetas se separa en otro tubo, y se le añaden factores que lo activen (trombina o gluconato de calcio), para que empiecen a formar y liberar factores de crecimiento desde los gránulos alfa. Este proceso de preparación no suele prolongarse más de media hora.

 

Paso 4. Infiltración de PRP

Dependiendo del tipo de lesión, la infiltración de PRP se realiza en consulta o en una sala preparada o quirófano. La infiltración se realiza inyectando el concentrado de plaquetas en la zona que se está tratando.

En muchas ocasiones, la infiltración de factores de crecimiento se realiza con control ecográfico  que mejora la calidad de la infiltración al asegurar la colocación del Plasma Rico en Plaquetas en el lugar adecuado.

 

¿Duelen las infiltraciones de factores de crecimiento?

Muchas personas nos preguntan si estas infiltraciones son dolorosas. Lo cierto es que se pueden sentir molestias por las inyecciones, pero en general es un procedimiento indoloro.

No obstante, en los casos en los que sea necesario, se puede utilizar anestesia local en los tejidos que rodean la zona tratada, de manera que disminuye enormemente el dolor, tanto en el momento de la infiltración como en los días posteriores.

En cuanto a las molestias, sobre todo con las infiltraciones tendinosas, es normal que persistan durante 4 o 5 días, hasta que disminuye la reacción inflamatoria.

 

Paso 5. Recuperación

Una vez que se realiza el tratamiento, la zona tratada suele presentar cierta hinchazón, enrojecimiento o moretones, que pueden aparecer tras unas horas. Las molestias por los pinchazos también pueden prolongarse unos días, aunque el paciente puede retomar su vida normal sin más problema.

Eso sí, es recomendable evitar el uso de antiinflamatorios no esteroideos o cortisona durante las semanas siguientes a la aplicación del Plasma Rico en Plaquetas para no alterar su efecto rehabilitador.

Los efectos de las infiltraciones de PRP se empiezan a notar semanas después, aunque en el tratamiento de determinadas lesiones puede ser necesario realizar varias sesiones para conseguir resultados a largo plazo.

Las infiltraciones de PRP son una alternativa a tener en cuenta para el tratamiento de diversas dolencias musculares y articulares. Acceder a estas terapias resulta más fácil por medio de la medicina privada y la plataforma de servicios médicos privados de iDoctor te ofrece precios mucho más baratos.

Desde nuestro buscador, puedes reservar cita con especialistas en Traumatología de toda España que evalúen tu caso y comprar un tratamiento de infiltraciones de PRP más barato cerca de tu domicilio en cuestión de minutos. Ante cualquier duda o problema, nuestros asesores le ayudarán a encontrar la mejor solución para su salud.

El tratamiento de infiltraciones de PRP, paso a paso
5 (100%) 1 voto
iDoctor

2 pensamientos en “El tratamiento de infiltraciones de PRP, paso a paso

Cristina IlleraEscrito en  7:45 am - May 15, 2019

He leído unas declaraciones de un prestigioso doctor que dice que nunca se debe poner anestesia en la zona de infiltracion de PRP ya que el PH de los anestésicos es ácido e inhibe las proteínas plaquetarias y haría que el tratamiento no sirviese de nada.
Esto contradice lo que he leído en su web. ¿Podria aclararme este punto?
Gracias

adminEscrito en  11:13 am - May 15, 2019

Hola Cristina,
Lo que comenta ese doctores verdad. Pero en nuestro post, cuando nos referimos a que aplicamos anestesia local en las zonas próximas para que resulte menos indoloro, lo que realmente queremos decir es que se suele aplicar un producto de aplicación superficial (tipo cloretilo) para anestesiar la zona; no una anestesia inyectable.
Esperamos haber resuelto su duda.
Un cordial saludo.

Deja tu mensaje