• 917372000
  • info@idoctor.es

Todo lo que tienes que saber antes de realizarte tu primer TAC

Como es mi primer TAC

Todo lo que tienes que saber antes de realizarte tu primer TAC

Tomografía Computarizada

Una «tomografía computarizada» (TC) o «tomografía axial computarizada» (TAC) es una herramienta diagnóstica de gran utilidad para detectar enfermedades y lesiones. Emplea una serie de radiografías y un ordenador para producir una imagen tridimensional de tejidos blandos y huesos. Tener tu primer TAC es una forma indolora y no invasiva para que tu médico pueda diagnosticar problemas de salud. Se suelen realizar tanto en hospitales como en centros imageneológicos.

¿Qué es un TAC?

Los profesionales médicos utilizan tomografías computarizadas, también conocidas por las siglas TC o TAC, para estudiar el interior de tu organismo. Un TAC emplea radiografías y un ordenador para producir imágenes de una sección transversal de tu cuerpo. Toma muchas imágenes que muestran finos «cortes» de tus huesos, músculos, órganos y vasos sanguíneos para que tu médico pueda observar tu cuerpo en detalle.

Las máquinas de rayos X convencionales utilizan un tubo fijo para tomar una radiografía de un punto en concreto. Conforme los rayos X viajan a través de tu cuerpo, son absorbidos en diferente medida por los diferentes tejidos de tu organismo. Los tejidos de mayor densidad dejan una mayor marca en blanco sobre el fondo negro de la película de la radiografía. Las radiografías, sin embargo, producen imágenes bidimensionales. Las tomografías computarizadas utilizan un tubo con forma de donut que hace girar los rayos X alrededor de todo tu cuerpo. La información que se logra capturar así proporciona una imagen detallada del interior de tu cuerpo en tres dimensiones.

¿Es lo mismo un TC que un TAC?

Ambos describen el mismo proceso imagenológico. TAC son las siglas de «tomografía axial computarizada».

¿Qué es un TAC con contraste?

Mi primer TAC de contraste

En algunas ocasiones, es necesario utilizar un medio de contraste. Este medio es una especie de «tinte» que resalta algunas partes de tu cuerpo para mejorar la imagen. Se puede beber o se puede introducir mediante inyección intravenosa en función del tipo del TAC y del motivo por el que se vaya a realizar. El medio de contraste se elimina del organismo a través de la orina. Al principio más rápidamente y luego lentamente durante las próximas 24 horas.

¿Cómo me preparo para mi primer TAC?

Tu médico te dará instrucciones sobre cómo prepararte para tu TAC. El mismo día de la prueba deberías prestar atención a lo siguiente:

  • La llegada: deberías intentar llegar con tiempo en función de las instrucciones de tu médico. Llegar con tiempo evita que haya retrasos.
  • Tu dieta: evita comer o beber durante las horas previas a la prueba.
  • Tu medicación: pregunta a tu médico si deberías tomarte tu medicación antes del TAC.
  • Tu confort: procura llevar vestimenta cómoda. Puede que tengas que cambiarte de ropa y ponerte una bata de hospital para la prueba, además de tener que quitarte tu reloj y tus joyas, incluido cualquier piercing que se pueda quitar con facilidad. Esto también incluye dentaduras y audífonos. Las cremalleras y cualquier objeto de metal pueden entorpecer las radiografías.

Si tu TAC precisa de contraste, tu médico te indicará cómo prepararte:

  • Análisis de sangre: puede que sea necesario hacerse una analítica antes de tu TAC para elegir el contraste adecuado.
  • Restricciones de dieta: tendrás que prestar atención a lo que comes durante las cuatro horas previas a la prueba. Tomar líquidos transparentes ayuda a evitar las náuseas que pueda causar el contraste. Puedes tomar caldos, té o café solo, jugo de fruta colado, gelatina sin sabor y refrescos como ginger-ale.
  • Medicamentos para alergias: si eres alérgico al medio de contraste (ya que contiene yodo) puede que tengas que tomarte medicación esteroide la noche del día anterior a la prueba y la misma mañana del día de la prueba junto con un antihistamínico, como el Benadryl, antes de la prueba. Los medios de contraste para las resonancias magnéticas y las tomografías computarizadas son diferentes. Ser alérgico a uno no significa ser alérgico al otro.
  • Preparar la solución: debes tomarte la solución con el contraste tal y como te indiqué el técnico o la enfermera encargada del TAC.

¿Qué ocurre durante la prueba de mi primer TAC?

Como realizar mi primer TAC

Durante la prueba tendrás que tumbarte en una mesa (similar a una camilla). Si hace falta un medio de contraste para tu TAC, se te introducirá por inyección intravenosa. Puede que notes como el contraste se desplaza por tu cuerpo y te puede dejar un sabor metálico en la boca.

Cuando el escaneo comienza:

  • La camilla se desplaza lentamente a través del escáner con forma de donut. Cuando esto ocurra tienes que procurar quedarte tan quieto como sea posible para evitar que la imagen se desenfoque.
  • El escáner toma imágenes de la zona que tu médico necesite observar. A diferencia de una resonancia magnética, el TAC es prácticamente silencioso.
  • Cuando la prueba termina, la camilla sale del escáner.

¿Cuánto dura la prueba?

Normalmente deberías organizarte para estar al menos una hora en el hospital. La mayoría de ese tiempo va destinado a preparar la prueba. La prueba en sí dura entre 10 y 30 minutos más o menos. Por regla general, puedes seguir con tus cosas en cuanto tu médico lo considere adecuado, lo que significa esperar a que acabe la prueba y que se verifique que las imágenes son nítidas.

¿Cuánto se tarda en conseguir los resultados?

Los resultados de un TAC tardan 24 horas. Un radiólogo, el médico que se especializa en interpretar imágenes radiológicas como las tomografías computarizadas, comprueba tu TAC y prepara un informe al respecto. En situaciones de emergencia, los resultados están listos en menos de una hora.

Una vez que el radiólogo haya examinado los resultados junto con tu médico, tendrás otra cita o recibirás una llamada telefónica para que tu médico te informe sobre los resultados.

¿Qué muestra mi primer TAC?

Tu médico mandará que se te haga un TAC para poder diagnosticar tu estado de salud. La prueba permite examinar huesos, órganos y otros tejidos blandos, vasos sanguíneos y cualquier bulto sospechoso de cerca. Un TAC puede identificar:

  • Determinados tipos de cáncer y tumores benignos (no cancerosos).
  • Fracturas (huesos rotos).
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Coágulos de sangre.
  • Trastornos intestinales (obstrucciones o la enfermedad de Crohn)
  • Enfermedades y lesiones cerebrales y de la columna vertebral.
  • Hemorragias internas.

También es posible ver órganos y tejidos mediante una radiografía. Sin embargo, en las radiografías las estructuras corporales se solapan, lo que dificulta poder ver todo a la vez. Un TAC muestra los espacios entre los órganos con más claridad.

¿Es un TAC seguro?

Por lo general, las tomografías computarizadas son seguras. Igual para los niños. Aunque para ellos, el técnico a cargo del escáner de tomografía debe ajustar la maquinaría para reducir el nivel de radiación al que se expone el menor.

Las tomografías computarizadas, como otros medios de diagnóstico, utilizan una pequeña cantidad de radiación ionizante para tomar la imagen. Algunos riesgos asociados con esta prueba incluyen:

  • Riesgo de cáncer: todas las técnicas imagenológicas que usan radiación, como las radiografías, aumentan ligeramente la posibilidad de desarrollar un cáncer. La diferencia es demasiado pequeña como para ser medida de manera efectiva.
  • Reacciones alérgicas: en ocasiones, algunos pacientes tienen reacciones alérgicas más serias al medio de contraste.

Si te preocupan los riesgos de un TAC, habla con tu médico. Puedes tratar lo que te preocupa y te puede informar para ayudarte a tomar una decisión al respecto.

¿Puedo hacerme mi primer TAC si estoy embarazada?

Si estás embarazada o crees estarlo, deberías hablar con el técnico encargado del TAC. Las tomografías computarizadas de la pelvis y del abdomen pueden exponer al bebé a radiación, aunque no sea suficiente como para causarle daño. Un TAC de cualquier otra parte del cuerpo no pone a tu bebé en peligro.

Nuestro punto de vista

Las tomografías computarizadas son una herramienta de diagnóstico excelente. Puede que te preocupe cuando tu médico te manda un TAC, pero es una prueba segura, indolora, no invasiva y con pocos riesgos. A cambio, permite diagnosticar con precisión cualquier cuestión de salud para que se pueda proporcionar el tratamiento adecuado. Habla con tu médico sobre lo que te preocupe y baraja otras pruebas.

3.6/5 - (72 votos)
admin

Deja tu mensaje